16.2 C
Malaga
22 octubre, 2020
Cuidado con los juguetes infantiles de baño y playa
Artículos y Opinión

Cuidado con los juguetes infantiles de baño y playa

0
(0)

La etiqueta debe estar en español e identificar a la empresa responsable del producto

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias participa en una campaña de inspección de consumo de ámbito nacional para comprobar que los juguetes destinados al baño infantil están debidamente etiquetados y cumplen con los requisitos de seguridad establecidos en la normativa. Los controles se realizarán sobre todo tipo de juguetes orientados al baño, tanto doméstico como en la playa o piscina, incluyendo juguetes acuáticos como botes o colchonetas hinchables de menos de 1,2 metros, las piscinas hinchables y los flotadores con forma de juguete.

La campaña, desarrollada por el Servicio Provincial de Consumo de Huelva, prevé realizar 30 controles de etiquetado y 15 tomas de muestras de productos para su envío a laboratorio, donde se realizarán los análisis y pruebas necesarias para comprobar la seguridad de los productos a la venta. Estas actuaciones de control se sumarán a las que se están desarrollando en otras comunidades autónomas que participan en la misma campaña de inspección.

En este sentido, Consumo recuerda que, antes de utilizar o adquirir algún producto de este tipo, es importante comprobar que el etiquetado se encuentra en español y permite identificar adecuadamente a la empresa responsable del producto. Asimismo, se deben leer atentamente las instrucciones de uso y advertencias de seguridad, así como comprobar que el producto cuenta con el marcado CE, símbolo que acredita que cumple con la normativa europea en materia de seguridad.

Respecto a los productos que se utilizan para ayudar a la flotación y aprender a nadar, como flotadores, manguitos, chalecos, etc., se recomienda una vigilancia más especial a la hora de adquirirlos debido al riesgo que conlleva su uso inadecuado. Así, además de comprobar el marcado CE, deben incluirse las advertencias de que hay que hinchar completamente todas las cámaras de aire antes de su uso, así como de que solo puede utilizarse bajo supervisión constante de una persona adulta, en zonas donde el niño o niña pueda permanecer de pie.

Estos productos no protegen frente al ahogamiento, por lo que deben ser utilizados bajo supervisión y con posibilidad de alcance directo. Asimismo, se debe comprobar la información que acompañe al producto, donde se ofrecerán detalles sobre el modo de hinchado, deshinchado y el sistema para asegurar el tapón. También se debe atender a las limitaciones de peso o altura que puedan existir para su uso.

En el caso de los manguitos, se debe tener en cuenta que solo deben colocarse en la parte superior del brazo. En cuanto a los flotadores de asiento, se debe evitar su uso en lugares donde haya riesgo de volcado, como rompeolas, balsas de baño o lugares donde el niño o niña pueda impulsarse.

Cómo se actúa ante productos inseguros

En el caso de que se detecten productos inseguros, ya sea a través de una campaña de inspección o directamente por una denuncia ante Consumo, se valora el riesgo y, en su caso, se incluye el producto afectado en la Red de Alerta de Productos de Consumo, un sistema de intercambio rápido de información que funciona a nivel europeo y cuyo objetivo es detectar de la manera más ágil posible artículos inseguros, con la finalidad de poder adoptar medidas que impidan la comercialización de estos productos, ya sea a través de la inmovilización o la destrucción de los mismos.

Tanto en el caso anterior como si se detectan irregularidades de tipo informativo (por ejemplo, que el etiquetado no esté en español), se remitirán las actuaciones al departamento correspondiente para el inicio del oportuno procedimiento sancionador.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los servicios provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en Redes Sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer Más

Privacy & Cookies Policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies